d

Una de las ideas comunes sobre un makerpace (espacio de creación) es que es un espacio que está lleno de herramientas de alta tecnología como cortadores láser e impresoras 3D. Si bien, algunos makerspaces (espacios de creación) tienen esas herramientas, es importante tener en cuenta que un espacio de creación no debe definirse por las herramientas que contiene. Puede haber un espacio con cinta adhesiva, hilo, cartón y barras de pegamento. La idea que subyace en un makerpace es que es un lugar que permite a las personas crear lo que quieren con las herramientas y el espacio disponible para ello. En las escuelas, las aulas suelen carecer de espacio necesario para que los estudiantes realmente se sumerjan y creen. Un makerpace no tiene que ser una habitación, puede ser parte de una sala o incluso un carrito que se desplaza de un aula a otro para llevar las herramientas o suministros a estudiantes y maestros según sea necesario. Los recursos pueden ser escasos, por lo que todos deben poder crear el espacio que sea mejor para su entorno de aprendizaje. Los espacios de creación también están diseñados para apoyar el trabajo que ya está sucediendo en las aulas.

  • Si los maestros ya realizan muchos proyectos que involucran a los estudiantes filmando sus ideas, una pantalla verde podría ser perfecta para el espacio del creador.
  • Tal vez a los estudiantes les encanta construir y crear ciudades enteras para diferentes proyectos en la clase de estudios sociales. Legos sería una excelente adición al espacio de fabricantes.

Si hay dinero suficiente para gastar en equipar un espacio de creación, es importante que se consulte al profesorado  para ver qué usarían más en este espacio. En ocasiones, los estudiantes tienen limitaciones en el tipo de proyectos que presentan en clase porque no tienen acceso a todas las herramientas que pudieran necesitar.

Los espacios de creación permiten cierta equidad en la escuela porque todos los estudiantes tendrán acceso a una amplia variedad de herramientas para ayudarlos a explorar su tema de maneras que sean más significativas para ellos. Eso es lo que estamos tratando de lograr con el aprendizaje basado en proyectos en el aula y eso es lo que es posible al darles a los estudiantes más acceso al espacio de creación. Tener un espacio con herramientas dedicadas para apoyar el aprendizaje basado en proyectos también es una excelente manera de que los maestros refuercen sus clases. Con acceso a una variedad de tecnología y suministros de fabricantes tradicionales, se puede crear y compartir un conjunto muy diverso de proyectos en clase según los intereses de los estudiantes. Esto ayudará al maestro a ver lo que los estudiantes realmente entienden frente a lo que tenían acceso en casa para crear su proyecto. Si bien “la necesidad es la madre de todos los inventos”, tener un estándar establecido de herramientas disponibles para todos los estudiantes permite que todos los estudiantes tengan acceso para crear proyectos que demuestren comprensión y hablen de sus talentos.  

Conexión entre el aprendizaje basado en proyectos y los makerpaces

Me pidieron que cubriera una clase de inglés de séptimo grado durante una semana y se me permitió hacer cualquier mini-unidad que quisiera. Decidí sumergirme en el simbolismo usando uno de mis cuentos favoritos, “El papel de pared amarillo”. Es una maravillosa historia gótica que simboliza la opresión de la mujer en la sociedad a principios del siglo XX. Es una historia lo suficientemente corta que puede leerse o escucharse en una clase y  que durante los próximos días se pueden utilizar para sumergirse en los detalles que la convierten en una historia tan poderosa.

Leemos la historia en clase, discutimos el tema y anotamos buscando el simbolismo del cuento. Todos los aspectos tradicionales de una clase de la asignatura de lengua estaban allí, pero en lugar de un examen o un test de preguntas al final, los estudiantes utilizaron el tiempo en el Makerspace y en casa para crear algo para compartir con la clase.

Lo que han creado son artefactos creados con la impresora 3D, cortados y ensamblados que son representaciones tangibles de su comprensión sobre el contenido del cuento. Como profesor, eso es lo que estoy buscando en cualquier unidad didáctica que presente en clase. 

Estos son algunos de los ejemplos de estudiantes que se han enviado:

Aquí hay una cama diseñada por un estudiante, cortada de abedul báltico en el cortador láser, y el estudiante usó sus habilidades de costura para crear el colchón, la manta y las almohadas.


Una casa perfectamente medida cortada de abedul báltico y ensamblada con pegamento caliente. El pequeño personaje de “Vida” es la dama de la historia.


Las barras fueron diseñadas y luego cortadas de abedul báltico usando el cortador láser para crear barras de prisión. Las manos amarillas representan al narrador que intenta liberarse de su habitación y de la sociedad.

Un juego de mesa diseñado y grabado en abedul báltico usando el cortador láser muestra el complejo camino que el narrador tendría para alcanzar la libertad.

La escena de la libertad a la vista, pero inalcanzable debido a los barrotes de la sociedad.

Una representación de la narradora del cuento con un vestido similar al papel de pared que ella tanto detesta muestra cómo se está convirtiendo en algo que no le gusta.

Estos son solo algunos de los ejemplos que los estudiantes han presentado y habrá más en los próximos días. Todos los estudiantes escribieron un breve párrafo de 8 oraciones explicando su artefacto y cómo estaba conectado con la historia. Los estudiantes realmente disfrutaron de la libertad de explorar y crear algo diferente. Esta entrada muestra lo que el alumnado puede realizar en las clases si se les da la oportunidad de explorar el aprendizaje basado en proyectos con el apoyo de un makerspace. Algunos estudiantes optaron por crear con el cortador láser y otros tomaron un lápiz de color sobre papel. Los proyectos fueron significativos para los estudiantes y facilitaron su comprensión de la historia y lo que significaba en el panorama general al descifrar símbolos y conectarlos con el tema. Como maestro de lengua, ¿qué más se puede pedir?

 

Nicholas Provenzano es el creador de la web The Nerdy Teacher, es un educador certificado por Google, Raspberry Pi, TEDEd Innovative Educator, reconocido como líder emergente por ASCD. Tiene un Máster en Tecnología Educativa por la Universidad Central de Michigan. En 2016, publicó su libro Your Starter Guide to Makerspaces, en donde comparte sus experiencias sobre cómo desarrollar un espacio de creación para apoyar el aprendizaje basado en proyectos en la escuela.

Si tiene alguna pregunta o idea, no dude en enviarle un correo electrónico (OneNerdyTeacher@gmail.com) o contactar con él en Twitter (@TheNerdyTeacher). Este artículo ha aparecido originalmente en la web The Nerdy Teacher bajo el título Connecting Project Based Learning and Makerspaces