Introducción

La competencia de aprender a aprender se ha identificado como una de las más importantes para poder desarrollar aprendizajes a lo largo de toda la vida y en los diversos contextos en los que se desenvuelven las personas. Para poder desarrollar esta competencia es esencial que las personas reflexionen sobre sus procesos de aprendizaje y sobre sí mismas como aprendices. Promover dicha reflexión desde las aulas facilita que los alumnos y alumnas puedan identificar sus intereses, sus estrategias de aprendizaje, sus dificultades y facilidades a la hora de aprender, y que construyan su identidad de aprendices.

La puesta en marcha de estrategias que persiguen este fin ayuda al alumnado a dar sentido a sus aprendizajes y le hará más competentes para seguir aprendiendo a lo largo y ancho de su vida. La reflexión sobre los aprendizajes y sobre ellos y ellas mismas como aprendices constituye una estrategia de personalización del aprendizaje en tanto que contribuye a atribuir sentido y valor personal a estos aprendizajes (Coll, 2018).

El proyecto “Sin Muros” (Madrid, España) (por las características de sus aulas sin tabiques, sus estructuras organizativas, la coordinación entre el profesorado y la reducción del tamaño de los grupos, y la metodología del aprendizaje basado en proyectos) permite la puesta en marcha de ciertas herramientas que fomentan la reflexión del alumnado y ayudan a que éste dé sentido a sus aprendizajes.

Este texto tiene, por tanto, dos objetivos principales. El primero de ellos consiste en presentar teóricamente la reflexión del alumnado sobre su proceso de aprendizaje y sobre sí mismo como aprendiz como una estrategia que sirve para favorecer la realización de aprendizajes con sentido. El segundo implica ilustrar esta estrategia de personalización mediante la descripción de herramientas concretas que han sido diseñadas y utilizadas con el fin de fomentar la reflexión del alumnado en el marco del proyecto “Sin Muros” del Colegio Montserrat FUHEM durante el curso 2018-19. Para ello, describiremos cómo se ha puesto en marcha esta estrategia innovadora en la etapa de Educación Primaria.

La reflexión del alumnado sobre su proceso de aprendizaje y sobre sí mismo como aprendiz

Diversas investigaciones han puesto de manifiesto que la reflexión tiene efectos positivos sobre distintos aspectos vinculados al aprendizaje: la construcción de conocimientos conceptuales; el desarrollo de habilidades para el aprendizaje; la transferencia y generalización de los aprendizajes; la mayor conciencia y planificación de los propios procesos de aprendizaje; la mayor autonomía, sentimiento de autoeficacia y capacidad de control; y la búsqueda de soluciones, la motivación y capacidad de análisis crítico. Además, fomentar la reflexión tiene efectos beneficiosos para todo el alumnado, y especialmente para aquel con bajo rendimiento académico. Asimismo, tiene mayor efecto positivo sobre el aprendizaje escolar cuando se ofrecen pautas e indicaciones que guíen dicha reflexión, especialmente si son más generales (preguntas abiertas) (Aleven et al. 2003).

Fomentar la reflexión del alumnado puede tener distintas metas (para qué reflexionar), puede llevarse a cabo en relación con contenidos diferentes (sobre qué reflexionar), en distintos momentos de la actividad de aprendizaje (cuándo reflexionar), y se puede hacer a través de diversas estrategias (cómo reflexionar) (Solari, 2018).

Con respecto al para qué, la reflexión permite tomar conciencia, comprender y actuar sobre el entorno, sobre las demás personas y sobre una misma. Cuando aprendemos algo no sólo aprendemos sobre el contenido (construcción de significados), sino también sobre nosotros y nosotras mismas como aprendices y nuestro modo de situarnos ante ese tipo de actividad o tarea (atribución de sentido) (Falsafi, 2011). La reflexión sobre estos ámbitos contribuye a dar sentido a los aprendizajes, en la medida en que ayuda a resignificar las experiencias de aprendizaje pasadas, a negociar los significados de uno mismo como aprendiz en el presente, y a proyectarse en actividades de aprendizaje futuras.

Y ¿sobre qué se puede reflexionar? La reflexión puede realizarse sobre:

  • Las condiciones del aprendizaje (dónde, cuándo, con quién, con qué herramientas).
  • El resultado (qué se ha aprendido).
  • El proceso de aprendizaje (cómo, por qué se ha aprendido, qué dificultades se han encontrado).
  • Los intereses, objetivos, toma de decisiones, conexiones entre distintas experiencias de aprendizaje.
  • Las propias experiencias de aprendizaje que tienen lugar en distintos contextos (escolares y no escolares) y momentos.
  • Las concepciones sobre lo que significa aprender.
  • Uno o una misma como aprendiz.

¿Cuándo puede tener lugar esa reflexión? Puede hacerse antes de la actividad (sobre los intereses personales, los objetivos de aprendizaje, la conexión con otras experiencias de aprendizaje), durante (para reconstruir los intereses, para tomar decisiones, para pensar cómo se está aprendiendo, qué dificultades se enfrentan y qué apoyos se necesitan, cómo se ve y se siente como aprendiz), después (qué, cómo y por qué se ha aprendido, reconstrucción de los intereses, análisis de las decisiones tomadas, las transformaciones en la imagen de sí como aprendiz), o en prospectiva (qué haría de otra manera en situaciones de aprendizaje futuras más o menos similares).

¿Cómo hacerlo? Algunas condiciones que favorecen la reflexión son: reservar tiempos y espacios suficientes, la sistematicidad, transversalidad y continuidad, cuidar el clima de aula, familiarizarse con el lenguaje de la reflexión, ceder progresivamente el control sobre la reflexión al alumnado, ajustar la ayuda pedagógica, aprovechar el potencial de las TIC, evaluarla y ofrecer retroalimentación.

Estrategias para fomentar la reflexión del alumnado sobre su aprendizaje y como aprendiz en el Colegio Montserrat FUHEM

El Colegio Montserrat FUHEM es un centro concertado de educación infantil, primaria, secundaria y bachillerato, bilingüe, situado en Madrid. En la etapa de educación primaria se está llevando a cabo el proyecto “Sin Muros”, caracterizado porque todas las clases de un mismo nivel están conectadas a través de puertas correderas y realizan actividades conjuntas, lo cual permite el trabajo con grupos más reducidos de alumnado, y porque se utiliza la metodología de “Aprendizaje Basado en Proyectos”.

Entre el conjunto de prácticas de innovación que se desarrollan en el Colegio Monserrat FUHEM, hay una que ha sido objeto de seguimiento en el marco del Proyecto PERSONAE[1]. Se trata del conjunto de estrategias para fomentar la reflexión del alumnado sobre sus procesos de aprendizaje y sobre sí mismo como aprendiz: los portafolios, los proyectos personales, las dianas de autoevaluación, las escaleras de coevaluación del trabajo en equipo, las escalas de rango, los “dedícale un ratito”, el diario de aprendizaje, las entrevistas personales, y otras actividades de reflexión (por ejemplo después de los rincones de libre elección, sobre la metodología de grupos interactivos o al finalizar un proyecto), entre otras muchas.


[1] Proyecto de Investigación “PERSONAE – El desafío de la personalización del aprendizaje escolar: principios, posicionamientos e implementación en los centros educativos” (EDU2017-82321-R)”, financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Investigador Principal: César Coll. Más información en https://ble.psyed.edu.es/ 


A continuación, presentaremos algunas de estas estrategias que han sido diseñadas y aplicadas con la finalidad de promover la reflexión del alumnado como estrategia de personalización.

Portafolio

El diseño del portafolio tiene como objetivo ayudar al alumnado a identificar y reflexionar sobre sus progresos de aprendizaje, y sobre sus dificultades y posibles mejoras, en el marco de los proyectos que realiza. El portafolio se puede completar al terminar cada trimestre o al finalizar el curso, y consiste en que los alumnos y alumnas tienen una carpeta personal en la que van guardando una selección de algunos trabajos realizados, así como unas fichas de reflexión que lo acompañan. En las imágenes 1, 2 y 3 se pueden ver algunos ejemplos de estas fichas.

Imagen 1. Ficha de reflexión para el portafolio de 1º de Primaria.

Imagen 2. Guion para el portafolio en 4º de Primaria.

Imagen 3. Ejemplo de ficha de reflexión del portafolio de un alumno de 1º de Primaria.

Esta herramienta favorece que el alumnado identifique las actividades que le han gustado, sus avances y dificultades en cada trimestre a nivel de lectoescritura, dibujo, comprensión, relaciones, etc., todo ello partiendo del análisis de actividades concretas. Además, al profesorado le ayuda a ajustar su ayuda pedagógica al momento en el que está cada estudiante, y facilita el seguimiento y la evaluación.

Aprendizaje basado en proyectos (ABP) y Proyectos personales

La metodología de ABP constituye una vía muy potente para fomentar la reflexión del alumnado sobre sus objetivos de aprendizaje, sobre sus procesos de aprendizaje y sobre sí mismo como aprendiz, con el fin de tener en cuenta sus intereses y conectar experiencias de aprendizaje que tienen lugar dentro y fuera de la escuela.

El ABP parte de la asunción de que hay que conectar con los intereses de aprendizaje de los alumnos y alumnas, por lo que al inicio de cada proyecto se les pregunta qué saben acerca del tema en concreto que van a trabajar, qué les gustaría saber, y cómo les gustaría aprenderlo. Esto hace que el alumnado tenga la oportunidad de pararse a reflexionar sobre el tema, conectar con sus intereses y, además, pensar qué objetivos de aprendizaje puede tener y cómo se podrían materializar en el proyecto. A continuación se presenta un ejemplo de una herramienta diseñada con el fin de que, al finalizar los proyectos, el alumnado reflexione sobre lo que ha aprendido, lo que le ha gustado, sus puntos fuertes y sus dificultades.

Imagen 4. Ficha de reflexión sobre el proyecto de 2º de Primaria.

Los proyectos personales parten de los ABP y consisten en que cada estudiante desarrolle un proyecto sobre un tema que le interese. Estos proyectos personales suponen una buena herramienta para fomentar la reflexión del alumnado sobre sus intereses y ayudarle a organizarse y tomar decisiones sobre algunos elementos de su proceso de aprendizaje (elegir el tema, los materiales, el procedimiento de búsqueda de información, la forma de presentación, etc.). Además, suelen ir acompañados de una rúbrica o algún otro tipo de actividad que le permite autoevaluarse, ya sea de manera oral o escrita, como se muestra, por ejemplo, en la imagen 5.

Imagen 5. Ejemplo de rúbrica de autoevaluación sobre el proyecto personal.

Dianas de autoevaluación

Las dianas de autoevaluación son herramientas que se pueden utilizar al finalizar una actividad concreta, un proyecto, o un trimestre, pueden incluir distintos aspectos a valorar, y el alumnado debe colorear el apartado que considere.

Imagen 6. Ejemplo de diana de autoevaluación y rúbrica de coevaluación de 3º de Primaria.

Esta herramienta favorece que las alumnas y alumnos se detengan a reflexionar sobre los aprendizajes que han adquirido, identifiquen aquellos en los que han tenido más dificultad, o valoren qué es lo que más les ha gustado del proyecto, etc. 

Imagen 7. Ejemplos de dianas de autoevaluación.

“Dedícale un ratito” y Diario de aprendizaje

“Dedícale un ratito” incluye, por un lado, actividades de repaso para casa sobre lo trabajado a lo largo de cada semana, y por otro, una reflexión en formato de escala de rango de cuatro niveles (cuatro caras que van de la más triste a la más contenta), en la que se pregunta al alumno o alumna por distintos aspectos (cognitivos y emocionales) de su proceso de aprendizaje.

Imagen 8. “Dedícale un ratito” con autoevaluación, de 3º de Primaria.

El diario de aprendizaje tiene como objetivo fomentar la reflexión sobre los aprendizajes realizados y los aprendizajes futuros, así como sobre aspectos sociales, emocionales y cognitivos vinculados al aprendizaje.  

Imagen 9. Diario de aprendizaje de 3º de Primaria.

La combinación de ambas estrategias permite que el alumnado aprenda a reflexionar sobre los aspectos en los que encuentra más facilidades y aquellos otros sobre los que cree que necesita ayuda, así como a pensar cómo ha trabajado durante la semana (tanto en la clase como con las actividades de “Dedícale un ratito”) y cómo se ha sentido con los compañeros y compañeras. Ambas se diseñan y ponen en marcha de manera conjunta entre el profesorado del nivel, algo que “Sin Muros” genera por la necesidad de coordinación entre los tres grupos en cada proyecto.

Entrevistas personales

Las entrevistas personales están diseñadas para hacerlas trimestralmente, por parte de cada tutora o tutor con el alumnado de su grupo, de manera individualizada. El funcionamiento de “Sin Muros” facilita que estas entrevistas puedan tener lugar mientras el resto del grupo sigue trabajando con otro docente en el aula. Estas entrevistas tienen un doble objetivo: 1) ayudar al alumnado a reflexionar sobre sus procesos de aprendizaje, sobre cómo se ve como aprendiz, y sobre sus relaciones con sus iguales; 2) facilitar que el profesorado ajuste las ayudas pedagógicas, al tiempo que evalúa y realiza un seguimiento de cada estudiante (especialmente de quienes tienen más dificultades). En las entrevistas, el profesorado ayuda al alumnado a identificar aquellos aspectos en los que había trabajado bien y por qué, qué se le había dado mejor, aquellos en los que necesitaba ayuda externa, si cambiaría algo para afrontar las futuras tareas, así como a reflexionar sobre cómo se había sentido a nivel relacional con otros compañeros y compañeras.

Reflexión sobre los “talleres/rincones de libre elección”

Durante una jornada escolar, se ofrece al alumnado una variedad de talleres (entre 5 y 6 normalmente) con distintos aspectos sobre los que aprender, y puede ir rotando por aquellos que le resulten de mayor interés, cuidando de no permanecer en uno demasiado tiempo y de no sobrecargar los grupos. Estos talleres o rincones libres (entre otros, de huerto, lectura, inglés, manualidades, matemáticas, juego libre…) reflejan tanto la dimensión de personalización relacionada con la toma en consideración de los intereses del alumnado, como la de reconocimiento y aceptación de que pueda tomar decisiones sobre su proceso de aprendizaje.  El alumnado ha de rellenar una hoja de registro con los rincones en los que participa durante la jornada, para posteriormente realizar una actividad de reflexión (que puede tener distintos formatos) acerca de 1) qué ha aprendido; 2) qué le ha llevado a elegir unos u otros talleres, a cambiar menos o más, a rotar por prácticamente todos o a quedarse en uno solo; y 3) qué ayudas necesita en función de sus dificultades (mala gestión del tiempo, falta de organización, mucho interés en todos ellos, dificultad para pedir ayuda, etc.). Estas actividades de reflexión constituyen una potente estrategia para fomentar la reflexión del alumnado. El proceso de explicación de las preguntas que guían esta reflexión, el modelado que ejercen las maestras al plantearlas, sirve al alumnado para enfrentarse a esta tarea de una manera pausada, reflexiva, consciente, y a aprender a hacerla progresivamente con más facilidad y mayor grado de introspección y autonomía.

Imágenes 10 y 11. Reflexiones de alumnado de 1º de Primaria sobre los talleres de libre elección.

Componentes de innovación de la práctica

Resumimos a continuación algunas características de estas estrategias para fomentar la reflexión que, tomadas en su conjunto, tienen especial potencialidad para favorecer la construcción de aprendizajes con un sentido y valor personal para el alumnado:

  • Permiten al alumnado tomar conciencia sobre los aprendizajes adquiridos, comprender y actuar sobre el mundo, sobre el entorno, los iguales y sobre sí mismo.
  • Favorecen la toma de decisiones consciente y el desarrollo de competencias para aprender a lo largo y ancho de la vida.
  • Promueven que el alumnado analice sus procesos de aprendizaje, identifique qué ha aprendido, cómo, por qué, qué facilidades o dificultades ha tenido, lo que le ayuda a ser consciente de su proceso de aprendizaje, proponerse objetivos e identificar en qué necesita ayuda.
  • Ayudan al alumnado a identificar el tipo de estructuras y condiciones que le ayudan a aprender.
  • Permiten que el alumnado reflexione y reconstruya sus intereses de aprendizaje, y que el profesorado pueda tenerlos en cuenta para el diseño de las actividades de aprendizaje.
  • Facilitan que el alumnado establezca conexiones entre las experiencias que tienen en los distintos contextos de aprendizaje en los que participa.
  • Permiten al alumnado construir y reconstruir constantemente la visión que tiene de sí mismo como aprendiz.
  • El profesorado puede realizar un seguimiento de los procesos de aprendizaje de su alumnado y ajustar la ayuda pedagógica de manera individualizada y personalizada.
  • La combinación de estrategias, sus distintos formatos, su puesta en marcha oral o escrita, y su planteamiento sistemático a lo largo de cada curso escolar y de toda la etapa, favorece que el alumnado, desde muy pequeño, se apropie de un “lenguaje de la reflexión”, lo interiorice y desarrolle aprendizajes con mayor sentido y valor personal.

Para finalizar, queremos llamar la atención sobre algunas condiciones que han facilitado la puesta en marcha de esta práctica educativa en el Colegio Montserrat FUHEM. Este centro cuenta con un liderazgo que impulsa el proyecto “Sin Muros” y apuesta por su sostenibilidad, se establecen objetivos de mejora cada año y hay un esfuerzo explícito por consolidar los equipos docentes y promover que compartan buenas prácticas desde el punto de vista de la personalización de los aprendizajes. Además, el equipo docente está muy comprometido con la mejora educativa y los procesos de reflexión en torno a la práctica, y dedica varias reuniones de coordinación a esta tarea. Estos espacios permiten que el profesorado de los distintos niveles pueda compartir las múltiples herramientas que utiliza en su aula para promover aprendizajes con sentido y valor personal para su alumnado, y se nutran unas de otras, se vayan re-elaborando y afianzando.

Para conocer mejor

Dirigirse a Manuel Agudo (subdirección), correo electrónico: subdireccion@colegiomontserrat.fuhem.es; y Vicky Ruiz (jefatura de estudios de educación primaria), correo electrónico: mvruizs@colegiomontserrat.fuhem.es

 Para saber más

Edutopia

Sitio web de la George Lucas Educational Foundation, que se presenta como una referencia de “lo que funciona en educación” presentando las mejores prácticas e “historias de innovación y aprendizaje continuo en el mundo real”. Cuenta con varios artículos con diversas estrategias para favorecer la reflexión del alumnado (https://backend.edutopia.org/sites/default/files/pdfs/stw/edutopia-stw-replicatingPBL-21stCAcad-reflection-questions.pdf) 40 preguntas de reflexión (antes, durante, después y prospectiva) (https://www.edutopia.org/search?query=reflection) Otros recursos para fomentar la reflexión del alumnado

Cedec – INTEF

El Centro Nacional de Desarrollo Curricular en Sistemas no Propietarios (CEDEC) es un organismo dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, cuyo objetivo es poner a disposición de toda la comunidad educativa materiales y recursos digitales de libre acceso. Uno de los recursos que ofrece es un guion con pautas para poner en marcha los diarios de aprendizaje como herramienta para reflexionar sobre el propio aprendizaje.

https://cedec.intef.es/los-diarios-de-aprendizaje-una-herramienta-para-reflexionar-sobre-el-propio-aprendizaje/

Referencias

  • Aleven, V., Stahl, E., Schworm, S., Fisher, F., & Wallace, R. (2003). Help seeking and help design in interactive learning environments. Review of Educational Research, 73(3), 277-320.
  • Falsafi, L. (2011). Learner Identity a sociocultural approach to how people recognize and construct themselves as learners. Tesis doctoral dirigida por el Dr. César Coll. Universidad de Barcelona. Disponible  (09-11-2019) en http://psyed.edu.es/ archivos/grintie/Falsafi_Thesis.pdf
  • Coll, C. (2018). Procesos de aprendizaje generadores de sentido y estrategias de personalización. En C. Coll (Coord.), Personalización del aprendizaje. (pp. 14-18). Barcelona: Editorial Graó.
  • Solari, M. (2018). La reflexión sobre el proceso de aprendizaje y sobre uno mismo como aprendiz. Comunicación en el II Encuentro sobre personalización del aprendizaje y procesos de innovación educativa. Madrid (España), 16 y 17 de noviembre. Disponible (09-11-2019) en https://ble.psyed.edu.es/wp-content/ uploads / 2019/01/Mesa-3-Reflexio%CC%81n-del-alumnado.pdf
 

Autoría

Manuel Agudo, M. Victoria Ruiz y equipo docente de Primaria

(Colegio Montserrat FUHEM)

Mara Nieto y Mariana Solari

(Universidad Autónoma de Madrid y Universidad de Extremadura)