Stephen Wolfram  es un científico británico conocido por su trabajo en las ciencias de la computación, matemáticas y en física teórica. Miembro del American Mathematica Society, publicó su primer artículo de física de partículas, a la temprana edad de 16 años y estudió en la Universidad de Oxford. Recibió su Doctorado en física de partículas del Instituto Tecnológico de California Caltech a los 20 años. Ha enseñado en varias universidades, incluyendo el Instituto para Estudios Avanzados de la Universidad de Princeton.

La importancia del pensamiento computacional 

El pensamiento computacional probablemente se va a convertir en una asignatura del currículum académico en un plazo medio y ya algo muy relevante para la educación de los niños de hoy en día. Hay gran debate respecto a cómo enseñar el pensamiento matemático a los niños. Sin embargo de cara al futuro, esto palidece si se considera la importancia de enseñar el pensamiento computacional. Hay una gran cantidad de pensamiento matemático que se necesita en la vida cotidiana y en muchas carreras, pero el pensamiento computacional va a ser necesario en todas partes. Y hacerlo bien va a ser la clave del éxito en casi todas las profesiones.

Doctores, abogados, maestros, granjeros, etc. El futuro de todas estas profesiones estará lleno de pensamiento computacional. Ya sea que se trate de medicina basada en sensores, análisis de datos en educación o agricultura computacional, el éxito dependerá de que uno sea capaz de aplicar bien el pensamiento computacional.

¿Qué es el pensamiento computacional?

Pero primero, intentemos definir lo que queremos decir con pensamiento computacional. Se trata de formular cosas con suficiente claridad, y de una manera lo suficientemente sistemática, que uno puede decirle a una computadora cómo hacerlas. El pensamiento matemático se trata de formular cosas para que uno pueda manejarlas matemáticamente, cuando ello sea posible. El pensamiento computacional es algo más amplio, porque hay muchas más cosas que pueden manejarse computacionalmente. Se define ampliamente como un conjunto de habilidades cognitivas y procesos de resolución de problemas que incluyen (pero no se limitan a) las siguientes características:

    • Implica un conjunto de técnicas y habilidades de resolución de problemas que los programadores utilizan para escribir los programas que conforman la aplicaciones informáticas que utilizamos a diario (buscadores, email, etc).
    • El pensamiento computacional es el proceso de pensamiento involucrado en la formulación de un problema y la expresión de su (s) solución (es) de tal manera que una computadora -humana o máquina-puede llevar a cabo efectivamente. [1]
    • Utiliza abstracciones y reconocimiento de patrones para representar el problema de formas nuevas y diferentes
    • Analiza datos y los organiza lógicamente.
    • Divide los problemas en partes más pequeñas.
    • Abordando un problema usando técnicas de pensamiento programático como iteración, representación simbólica y operaciones lógicas
    • Reformula un problema en una serie de pasos ordenados (pensamiento algorítmico)
    • Identifica, analiza e implementa posibles soluciones con el objetivo de lograr la combinación de pasos y recursos más eficiente y efectiva.
    • Generaliza este proceso de resolución de problemas a una amplia variedad de problemas.

Lenguaje Wolfram

Este lenguaje creado Stephen Wolfram y cuyo desarrollo comenzó hace más de 30 años, pretende que los niños aprendan el pensamiento computacional. Es un lenguaje de programación, pero basado en un nuevo tipo de programación. No es solo es un lenguaje en bruto, se basa en un tipo de programación en el que se expresa lo más directamente posible el pensamiento computacional, en lugar de simplemente decirle a la computadora, paso a paso, qué operaciones de bajo nivel debería hacer. Es una programación en la que los niños, aportan las ideas, y depende de la computadora y de Wolfram Language manejar los detalles de cómo se ejecutan.

Se basa en el conocimiento: sobre cosas en el mundo, como ciudades, o especies, o canciones, o fotos que tomamos, y saber cómo realizar cálculos con ellas. Y tan pronto como tengamos una idea de que podemos formular computacionalmente, el lenguaje nos permite expresarlo, y luego, gracias a 30 años de desarrollo tecnológico, nos permite ejecutar la idea lo más automáticamente posible.

La programación y la educación de programación tradicionalmente han consistido en decirle a una computadora a un nivel bajo qué hacer. Pero gracias a la tecnología de Wolfram Language, uno ya no tiene que hacer eso. Uno puede expresar las cosas en un nivel mucho más alto, por lo que uno puede concentrarse en el pensamiento computacional, no en la mera programación.

Sí, ciertamente existe la necesidad de que un cierto número de ingenieros de software en el mundo puedan escribir programas de bajo nivel en lenguajes como C ++ o Java o JavaScript, y puedan manejar los detalles de bucles y declaraciones. Pero ese número es pequeño comparado con la cantidad de personas que necesitan poder pensar computacionalmente.

Es una forma realmente buena para que los niños interactúen con el lenguaje. Se basa en un documento interactivo que mezcla libremente código, resultados, gráficos, texto y todo lo demás.

  

Uno puede construir un cálculo en un cuaderno, escribir código y obtener resultados sobre el mismo en el documento. Los resultados pueden ser dinámicos, con sus propias interfaces de usuario generadas automáticamente. Y uno puede leer o escribir explicaciones o instrucciones directamente en el cuaderno. Han tardado décadas en pulir todos los aspectos de los cuadernos. Pero ahora permite tener un entorno extremadamente eficiente en el que trabajar, pensar, y aprender el pensamiento computacional.


El lenguaje Wolfram -particularmente en forma de Mathematica- ha sido ampliamente utilizado en la investigación técnica y desarrollo en todo el mundo durante más de un cuarto de siglo, y se han realizado innumerables invenciones y descubrimientos importantes con él. Actualmente abarca una amplia gama de contenidos, suficientemente variada como para admitir el uso de pensamiento computacional en todas las áreas de la educación.

Referencias