Sociescuela comenzó en el año 2005 a través de la colaboración de un grupo de profesores de educación secundaria del IES Salvador Allende de Fuenlabrada y de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid. Es un proyecto cuyo principal objetivo ha sido la elaboración de una herramienta informática para prevenir el acoso escolar y dinamizar socialmente los grupos de clase en centros de educación primaria y secundaria. Desde el año 2015 el equipo trabaja en colaboración con la Fundación SM, el equipo del Dr. Celso Arango del Hospital Gregorio Marañón y Samsung para investigar la eficacia de su aplicación así como en el desarrollo de materiales educativos de apoyo a la herramienta.

Bloque 1. Evaluación de los grupos de clase.

La herramienta consiste en un cuestionario online de aplicación colectiva con el que se genera un mapa social del aula, y se indican al centro una serie de pautas de intervención para dinamizar el grupo de clase y modificar la situación de los alumnos con más vulnerabilidad.

www.sociescuela.es

El alumnado responden a preguntas como: “¿Quiénes son tus amigos dentro de clase”, “¿Con quién te juntas habitualmente?”, “¿Con quién no sueles relacionarte?”, “A algún compañero o compañera, ¿le pegan o maltratan físicamente?”, “¿Le aíslan, rechazan y/o hablan mal de él o ella?” o “¿Te lo hacen a ti?”. Se trata de que los centros puedan intervenir a partir de este mapa, tanto en los casos de detección temprana como en los ya establecidos.

La herramienta genera un informe en el que se indica una serie de pautas sobre cómo dinamizar las relaciones sociales del aula. Entre las estrategias propuestas destaca cómo realizar un procedimiento de ayuda entre iguales. Esta estrategia se plantea como una de las más efectivas para modificar una situación de acoso escolar. También se pide la colaboración de amigos o compañeros del alumno excluido con los que tenga cierta afinidad. El objetivo principal es que se sienta respaldado y con apoyo dentro del grupo, creando una red social que se mantenga en el tiempo. Para conseguir la colaboración de estos estudiantes elegidos, el tutor y el orientador del centro hablarán con ellos, recalcándoles que un compañero lo está pasando mal y que recurren a ellos porque son alumnos fuertes, respetados y que caen muy bien en clase.

A partir de la información recogida en la evaluación se plantean una serie de recursos y estrategias de refuerzo y apoyo para los centros educativos. Forma parte de un proyecto más amplio de la plataforma Sociescuela con diversos contenidos de formación de profesorado y materiales para trabajar en el aula e intervenir en situaciones de acoso escolar.

www.sociescuelaformacion.es

Bloque 2. Programa Formación de profesorado

El primer bloque de contenidos es una serie de breves píldoras formativas para el profesorado de los centros educativos. Completar las unidades didácticas conlleva aproximadamente una duración de 1hora y 30 min. Entre dichas unidades se puede encontrar:

  1. Cómo funciona el programa.
  2. Mapa para entender la convivencia.
  3. Por qué se produce un caso de acoso escolar.
  4. Ayuda entre iguales.
  5. Grupos naturales en los centros educativos.
  6. Cómo dinamizar socialmente el centro. 

Cada unidad didáctica está compuesta del contenido y a continuación de una serie de preguntas. 

 
Bloque 3. Prevención con el grupo de clase

El segundo bloque se compone de dos programas educativos, uno orientado a educación primaria y otro a educación secundaria. Cada uno de ellos consta de 10 unidades didácticas para trabajar con todo el grupo de clase contenidos relacionados principalmente con:

  • bullying y ciberbullying,
  • las emociones básicas y complejas
  • habilidades sociales como la asertividad  

 

Bloque 4. Intervención educativa en situaciones de riesgo. 

A partir de los resultados de la evaluación se pueden seguir tres rutas de trabajo para mejorar las situación de riesgo en los grupos de clase:

Ruta 1.– Alumnado pasivo: La mayor parte de las víctimas o alumnos en riesgo de acoso presentan este perfil, asociado al retraimiento, la pasividad y la falta de habilidades sociales. Para intervenir con este perfil de alumnado recomendaríamos seguir una serie de pasos que hemos constatado que funcionan bien en los centros educativos que los han utilizado. 

Ruta 2.– Alumnado impulsivo: Constituye un perfil relacionado con el riesgo de recibir acoso y que requiere un tipo de intervención diferenciado del tipo pasivo. Se plantea una serie de actividades para dotar a los alumnos con este perfil, de herramientas para que cuando algún compañero o compañera se meta con ellos/as puedan evitar responder con agresividad y de un modo reactivo. El objetivo es evitar una escalada del conflicto, lo que a menudo es algo buscado por los alumnos acosadores para divertirse. Para intervenir de un modo individual con este perfil de víctimas, se recomienda utilizar actividades como las siguientes:

Ruta 3.– Alumnado dominante (y habitualmente disruptivo). El alumnado más dominante en los grupos de clase que en ocasiones encaja con el perfil de alumnado acosador y disruptivo, suele presentar unas  características comunes en cuanto a situación familiar, protagonismo negativo en el aula y relaciones con los compañeros y con el profesorado. En este enlace se plantean las características más relevantes y las pautas de trabajo que podrían favorecer el cambio en su actitud.